Saltear al contenido principal

Llegó el día y los invitados comienzan a entrar.
Un bonito cartel anuncia vuestro gran día.
Bienvenidos a nuestra boda…

Y mientras unos toman el cóctel de bienvenida,
otros avanzan entre caminos de flores y farolillos que les guían,
hasta el jardín principal, dónde al arco ceremonial aguarda a los protagonistas.

Volver arriba